Abraham Loeb, encargado de Astronomía de Harvard, enciende la polémica al afirmar que una nave alienígena se acerca a la Tierra

Hace poco en una entrevista, el profesor dice que el asteroide Oumuamua podría ser una nave.

De ser cierto podría ser una gran amenaza para el planta ya que nunc antes se ha tenido contacto con algún ser extraño del universo

Telescopios a la búsqueda de alienígenas.

Oumuamua: el primer asteroide interestelar que vemos es el más extraño

Abraham (Avi) Loeb, jefe del Departamento de Astronomía de la Universidad de Harvard y profesor desde hace más de 30 años del prestigioso centro, ha levantado ampollas entre la comunidad científica al asegurar en una entrevista en el Washington Post que una nave de origen alienígena se acerca a la Tierra, «Una nave espacial o parte de ella puede estar volando más allá de la órbita de Júpiter, con lo que los primeros extraterrestres ya están aquí», ha afirmado llegando incluso a calcularlo con un sistema de complejas ecuaciones.

«Es un impresionante ejemplo de ciencia sensacionalista y con motivaciones espurias», han llegado a calificar miembros de la comunidad científica las declaraciones del renombrado astrónomo.Loeb, autor de más de 700 trabajos teóricos, al ser preguntado por la hipótesis de que los primeros extraterrestres ya están aquí explicó al diario estadounidenses que «el 19 de octubre de 2017 el telescopio Pan-STARRS, en Hawai, registró un objeto extraño en el firmamento. Se movía tan rápido que sólo podía proceder de algún lugar fuera del sistema solar. Se trata de la primera visita que nos llega del espacio exterior de la que tengamos conocimiento».Efectivamente, la teoría de Loeb y de su compañero Shamuel Bialy surgió a finales de 2017 cuando astrónomos de Hawai detectaron un objeto interestelar muy raro, rápido y brillante al que consideraron que sólo podía ser una estrella.

Le llamaron Oumuamua, que en hawaiano significa explorador, y la mayoría de la comunidad científica aceptó que se trataba de una roca o un asteroide desprendido de una estrella en fusión hace cientos de millones de años, o que podía ser también un cometa helado que deambula por el vacío interestelar. Menos Loeb.Loeb y su colega publicaron un artículo en Astrophysical Journal en el que aseguraban que Oumuamua «es una vela luminosa, flotando en el espacio interestelar como un escombro de un equipo tecnológico avanzado». La conclusión de Loeb es que cree que se mueve demasiado rápido para ser una roca inerte y que se aleja del sol como si algo la estuviera empujando desde atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *